"Hubo grandes resoluciones del corazón" PDF Imprimir
Noticias

resoluciones.jpgPor. Fernanda Challco

La semana pasada vi que la primer enseñanza que nos deja la victoria de Débora y Barac relatada en Jueces 4 y 5 es que "Hubo grandes propósitos del corazón" (Jueces 5.16.)

La segunda enseñanza es que "Hubo grandes resoluciones del corazón" (Jueces 5.15.)


Si hay una realidad que nos atraviesa en todos los aspectos de nuestra vida y especialmente en la Obra de Dios es que tenemos muchas ideas, planes y sueños. La mayoría sabe lo que hay que hacer para cambiar las cosas, pero no alcanzamos a concretar esos objetivos.

Es evidente que el primer paso es tener "grandes propósitos del corazón", como lo vimos en la lectura de Jueces anterior. Objetivos claros que queremos realizar, pero esto solo no es suficiente. Los grandes propósitos del corazón solo podrán ser realizados si Dios encuentra personas que estén dispuestas a tomar "grandes resoluciones del corazón".

Los grandes propósitos de Dios solo fueron posibles en el pasado porque El busco (como lo hace hoy diariamente, 2da Crónicas 16.9) y encontró personas dispuestas a tomar "grandes resoluciones del corazón".

Para Abraham fue dejar su tierra, para Moisés dejar el palacio y salir al desierto con un pueblo confiando solo en la guía y provisión de Dios, para Nehemías fue abandonar un cómodo y prospero trabajo para aceptar un desafío increíble, Pablo describe la gran decisión de su vida cuando dice "Y yo con el mayor placer gastare lo mío, y aun yo mismo me gastare del todo por amor de vuestras almas, aunque amándolos mas sea amado menos" y Jesús, diciendo "Señor, no se haga como yo quiero sino como tu quieres".

Estos ejemplos muestran que Dios ha decidido avanzar en la historia realizando grandes propósitos en la medida que sus hijos toman "grandes resoluciones del corazón"

Si nosotros queremos ser parte de los "grandes propósitos de Dios" deberemos tomar "grandes resoluciones del corazón".Veamos brevemente alguna de las grandes decisiones que Débora tuvo que tomar y que pueden servirnos de guía para nuestras  decisiones futuras.

1) La decisión de ver el mapa grande.

Débora deja de mirar su realidad personal y la de su ciudad para mirar lo que Dios quiere hacer hacia todo su pueblo. Mirar el mapa grande significa mirar más allá de mi persona, Iglesia o ministerio y ver que Dios quiere hacer con mi vida para bendecir a otros fuera de mi radio normal de influencia. Mirar el mapa grande significa un cambio de modelo y de pensar.

Para la Iglesia es pasar de ser iglesia solo en Jerusalem, (aspecto que Dios se encargo de derrumbar (Hechos 8.1-3) a ser iglesia en todo el mundo (Hechos 1.8).
Para usted como persona es pasar de ver tu familia, tu trabajo, tus deseos y satisfacciones para ver como Dios quiere usarte para bendecir al mundo.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Sistema Mana - Informacion de la Iglesia Católica en Bolivia, Powered by Joomla! and designed by SiteGround Joomla Templates